Estas piedras pintadas a mano tienen mucha relación con el pueblo en donde tengo uno de mis principales puntos de venta: San Andrés de Teixido (Cedeira).

San Andrés de Teixido es un lugar de peregrinación ancestral. Es la meca de un culto pagano posteriormente cristianizado.

En varios puntos de los antíguos caminos de peregrinación a este lugar existen los "amilladoiros", que son montones de piedras colocadas a lo largo de los siglos por los peregrinos que lo visitan.

Amilladoiro en el camino a Teixido.
Amilladoiro en el camino a Teixido.

Mis piedras llevan una capa protectora de barníz y pueden usarse también en exterior (ventanas, escaleras, jardines, etc).